Javier Macaya Danus

Biografía Personal

Macaya Danús Javier (1978) [1] hijo de Eduardo Macaya Zentilli (1952) ingeniero y María Teresa Danús Larroulet; abogado, magister en Dirección y Gestión Tributaria; casado con Constanza del Pilar Farías Prieto (“Emitió boletas para SQM por $4.5 millones según informó el SII. Ahora deberá demostrar que efectivamente hizo asesorías para SQM y en qué rubro” (1) y 11 millones de Inversiones Caburga del grupo Said (2)) abogada.

(1) ciperchile.cl 2 abril 2015. (2) ciperchile.cl 16 diciembre 2015.

Descendencia

Macaya Farías León

Macaya Farías Raimundo

Macaya Farías Agustín

Macaya Farías Javier

Fuentes

(1) El Mercurio 4 abril 2015.

(2) Gonzalo Muller, “La UDI más que dos mitades”, La Tercera 19 diciembre 2018.

(3) Entrevista “El éxito del gobierno no se juega exclusivamente en el Parlamento” La Tercera 11 marzo 2019.

(4) Entrevista, La Tercera, 20 mayo 2019.

(5) Entrevista El Mercurio 10 mayo 2019

(6) El Mercurio 21 noviembre 2020

(7) El Mercurio, 22 noviembre 2020

(8) 14 diciembre 2020

(9) Entrevista El Mercurio, 14 diciembre 2020, después de la derrota de Joaquín Lavin en las primarias de la derecha

(10) El Mercurio, entrevista, 24 abril 2022

(11) 22 agosto 2022

(12) 5 septiembre 2022

(13) La Tercera, 14 septiembre 2022, sobre las negociaciones en el Congreso para un nuevo proceso constitucional

(14) Entrevista, 5 marzo 2023

(15) 13 marzo 2023

entrevista 8 enero 2023

El senador y presidente de la UDI, Javier Macaya calificó esta mañana como apresurada la salida de Marcela Ríos del Ministerio de Justicia. A su juicio, con la renuncia de la socióloga y cientista política –que se concretó tras el episodio de los indultos– el proceso de nominación para fiscal nacional queda sin conducción, en una jornada considerada como clave.

Y es que este lunes, el abogado penalista Ángel Valencia, propuesto en su tercer intento por el Presidente Gabriel Boric, deberá exponer ante la comisión de Constitución de la Cámara Alta para presentar su plan para encabezar el Ministerio Público en los siguientes ocho años.

Durante la presentación, correspondía que Valencia estuviese acompañado de la ministra de Justicia, pues como encargada de conducir el proceso debía defender la decisión del Ejecutivo para optar por él.

La exposición del candidato y de La Moneda, además, son consideradas clave, ya que en base a eso los senadores deberán clarificar sus posturas para aprobar o rechazar la propuesta presidencial en la votación que se llevará a cabo por la tarde en la sala.

Creo que es una decisión que quizá fue un poco apresurada, sobre todo y considerando que deja el proceso de elección del fiscal nacional sin conducción. Yo ya no sé quién está a cargo hoy de esta materia”, expresó Macaya en diálogo con Radio Duna.

Ante ese escenario, advirtió que “el gobierno tiene que rápidamente ver hoy en la mañana cómo se ponen de cabeza en lo que significa conversar, entender cuáles van a ser los planteamientos, cuáles serán las posiciones que se expresarán hoy en las exposiciones del candidato a fiscal nacional”.

El senador gremialista, junto con asegurar que “el gobierno está como un poco perdido en las últimas semanas”, también cuestionó la “falta de conducción” en el proceso de nominación para fiscal nacional.

“Hasta esta hora del día lunes que tenemos que tomar la decisión del fiscal nacional no hay una contraparte con la cual uno pueda entender de qué manera se está desarrollando, de qué manera se va a ir dando la elección”, argumentó.

La propuesta para que Valencia lidere el Ministerio Público es el tercer intento del gobierno en la nominación de fiscal nacional, luego de que el Senado rechazara -en ocasiones diferentes- los nombres de José Morales y Marta Herrera, anteriores proposiciones presidenciales.

El timonel de la UDI, al respecto, afirmó que el proceso de designación no ha estado exento de errores y que, a su juicio, eso ha provocado incertezas.

Todo el proceso de elección de fiscal nacional durante los últimos dos meses ha sido un camino que se ha recorrido con hartos errores, con errores donde se ha manoseado el proceso, se han ventilado situaciones bien lamentables de algunos de los candidatos y eso ha generado, a mi juicio, harta incerteza respecto a algo que tiene que tener más certezas que dudas”, aseguró Macaya.

Trayectoria Política

Javier Macaya Danús  (1978)  Tesorero de la UDI 2012-2014, secretario general UDI 2014, presidente interino UDI 2015, diputado 2010-2014 por el distrito  34 de San Fernando (16.885 votos, 18.2%),

reelegido diputado 2014-2018 (21.979 votos, 26.5%); “Hay que asumir que ha sido irregular el financiamiento de la política en muchas situaciones, lo que no significa que toda la clase política tenga que ser metida en un saco como personas que faltan a la probidad… La política no tiene que estar sometida a lo que ocurre en un expediente judicial con absoluta falta de control… Lo digo con sentido republicano: creo que el gobierno de la Presidenta Bachelet tiene que tomar el control de la agenda política” (1);

diputado por el distrito 15 de O’Higgins 2018-2022 (25.143 votos, 13.9%; UDI 24.6% con 2 diputados de 5);

candidato a presidente de la UDI 2018, obteniendo 6.881 votos contra 7.474 votos de Jacqueline van Rysselberghe: “Javier Macaya y su campaña lograron aportar la construcción de un nuevo sentido común al interior del partido, al decir que hay una sociedad distinta hacia donde tiene que mirar la UDI. Ese esfuerzo de renovación y futuro debe ser asumido como un aporte al partido en su totalidad, si de verdad se quiere integrar a estas dos mitades y recuperar la unidad” (1);

jefe de bancada UDI 2018: “vamos a seguir acompañando activamente al gobierno en los temas que están también en nuestra agenda: integración social, clase media, donde las reformas de pensiones, tributaria, la que viene en materia de Isapres, son temas muy importantes para nosotros” (3);

con fecha 23 de noviembre de 2018, junto a parlamentarios de derecha, solicitan al Tribunal Constitucional que no se exija arrependtimiento para lograr la libertad condicional por parte de violadores de derechos humanos, lo que es aprobado por el TC luego de un empate de 5 votos a favor y 5 votos en contra;

“se ha asentado el poderío del Frente Amplio en la izquierda… la izquierda cree en el Estado empresario y le tiene fobia a la libertad de elegir de las personas” (4); “En descentralización estamos ad portas de un Transantiago 2.0” (5);

postula nuevamente a la presidencia de la UDI «siendo los mismos no vamos a conseguir resultados distintos a los que hemos conseguido en el último tiempo. Hay que cambiar la forma de hacer las cosas… esta no es una lista de continuidad… esta es una nueva UDI para nuevos tiempo. Chile atraviesa por los momentos mas complejos de su historia reciente y se necesita una UDI que encarne con los mismos principios, con un nuevo estilo y liderazgo, los nuevos tiempos» (6)

«El diputado José Antonio Coloma será el jefe de campaña de Macaya, lo mismo el ex Ministro Andres Chadwick quien ha sido siempre el «padrino político» del diputado» (7)

Elegido presidente de la UDI con el 54.8% de los votantes: «En vez de poner un dique de contención a la marea de cambios, queremos surfear la ola con acuerdos. La UDI no entendió que lo que hizo grande al partido fueron las propuestas» (8)

«Plantear que no pudimos leer lo fuerte que era el sentimiento de cambio, de renovación de rostros y figuras independientes no nos hace mas que pensar que hoy tenemos que profundizar ese proceso también al interior del partido» (9)

Electo senador 2022-2030 por O’Higgins con 51.019 votos (15.1%), dentro de la lista UDI (20,9) en el pacto de derecha Chile Podemos Más (27,4%).

«Hay una publicación que da cuenta del índice de democracia y muestra a Venezuela, Angola, Etiopía, Nicaragua, Zimbabue como los paises con mayores canditades de derechos sociales en su Constitución y son todos regímenos autoritarios, países a los que se quiere parecer Chile. Y Luxemburgo, Holanda, Dinamarca, Austria, Australia son los que tienen menos. Escribir un derecho social no significa que esté garantida su implementación» (10)

Javier Macaya, afirmó que «para siquiera pensar en mecanismos tiene que ganar el Rechazo», esto luego de que el Presidente Gabriel Boric, descartara llamar a un nuevo Plebiscito de entrada en caso de ganar el Rechazo, abogando por ir directamente a la elección de nuevos convencionales para comenzar otro proceso constituyente. En entrevista con Tele 13 Radio, Macaya indicó que «me llama mucho la atención de que estemos concentrados tanto en el mecanismo, porque primero para abrir cualquier mecanismo, para hacer las cosas de mejor manera tiene que ganar el Rechazo».  «Creemos que el proceso constituyente tiene que continuar, pero más allá de eso, creemos que es importante concentrarse a 13 días de la elección en lo que realmente está juego, que es aprobar o rechazar la propuesta constituyente, y nosotros para siquiera pensar en mecanismos que se habilite tiene que ganar el Rechazo. Las encuestas muestran que está ganando el Rechazo, pero obviamente el trabajo hay que terminarlo, el despliegue territorial y uno no se puede descuidar a 13 días de la elección de lo que está en juego y obviamente tiene que ganar el Rechazo«. (11)

“Estamos dispuestos a reunirnos con el gobierno, pero primero ellos tienen que ordenar la casa y no se pueden divorciar de algo que ellos empujaron mucha fuerza”, dijo el senador Javier Macaya (12)

El presidente de la UDI, Javier Macaya, dio algunas señales de lo que espera el sector. “El gobierno en el momento de la legislación es colegislador, le corresponde presentar indicaciones al proceso, así es que va a estar presente en algún momento” (13).

Javier Macaya: “En Chile Vamos tenemos mejores candidatos presidenciales que Kast”
A dos meses de la elección de constituyentes, el presidente de la UDI sabe que el Partido Republicano tiene los dientes afilados: “Hoy tratan de hacer crecer su proyecto a costa de Chile Vamos”, advierte. De paso, cuestiona con dureza al gobierno:“En las materias más importantes se sigue imponiendo el alma de la extrema izquierda” (14)

Javier Macaya: “Si los republicanos son cómplices de que este proceso fracase, es casi imposible que nuestros caminos confluyan”

El presidente de la UDI no descarta una alianza en el futuro con la colectividad fundada por José Antonio Kast, pero dice que eso dependerá de cómo termine la discusión constituyente. Además, fustiga la distinción que ha hecho el Ejecutivo entre una “derecha democrática” -Chile Vamos- y la que representa el Partido Republicano. El senador advierte: “Yo le digo al gobierno que no trate de dividir a la oposición en este momento. Ante esa intención vamos a actuar con más unidad” (La Tercera 20-21). Partido Republicano lamenta proyecto de resolución de la UDI y dicen que “no le ven utilidad” (15)

Bibliografia

Otras publicaciones

«Objeción de conciencia» carta 13 mayo 2018 El Mercurio junto a Sergio Gahona y Jaime Bellolio «la Contraloría General de la República  declaró ilegal el protocolo que regula la objeción de conciencia… desconociendo el fallo del Tribunal Constitucional en orden a que la objeción de conciencia puede ser ejercida por personas naturales o jurídicas, sin ningún tipo de condición, y que emana de la libertad de conciencia en el artículo 19, número 6 de la Constitución»
«En descentralización estamos ad portas de un Transantiago 2.0» «Es imposible que con las reglas de responsabilidad fiscal existentes y traspaso de competencias no se generen conflictos graves entre las autoridades nacionales y las nuevas electas» El Mercurio, entrevista, 10 mayo 2019
Javier Macaya @javiermacaya 25 septiembre 2020
Entrevista 27 noviembre 2021
Javier Macaya (UDI): “Chile Vamos es una marca consolidada, tendremos que ver cómo seguimos hacia adelante”

 

Recién electo senador por O’Higgins, el timonel gremialista valora los resultados obtenidos por su partido en las parlamentarias, al tiempo que resiente el cuarto lugar alcanzado por el ex abanderado oficialista Sebastián Sichel. Sobre los respaldos que se fueron con José Antonio Kast, dice que “es entendible (…), porque viene de la UDI y varios tienen más afinidad con él que la que podrían haber tenido con Sichel”.

Javier Macaya, presidente de la UDI y recién electo senador por la Región de O’Higgins, se le vio sonriente el domingo pasado junto a José Antonio Kast, el triunfador en la primera vuelta presidencial.

En contraste, un par de horas antes, cuando el abanderado de Chile Podemos Más, Sebastián Sichel, reconoció su derrota no contó con la compañía de ninguno de los timoneles de la coalición.

Junto con descartar una “deslealtad” hacia el exministro, Macaya explica lo que pasó ese día y las razones que terminaron volcando a los votantes de su colectividad hacia un candidato que les compitió por fuera. Además, detalla cómo el bloque debe enfrentar las tres semanas que restan para la segunda vuelta y el futuro del conglomerado.

¿Cómo explica que, por primera vez, su coalición no haya pasado a segunda vuelta?

Es la demostración de que estamos en un nuevo ciclo político, que contrasta con la tradicional política chilena que ha gobernado el país en las últimas décadas. También hay factores coyunturales; uno de ellos es que el candidato de la centroderecha que pasa a segunda vuelta y compitió por fuera de nuestra coalición tuvo mucho electorado de nuestro sector. Eso para nadie es un misterio.

¿Y qué implica este escenario? ¿Es el fin de su coalición?

¿Por qué va a ser el fin de la coalición? Algunos proyectaban para las parlamentarias que el resultado de Chile Vamos iba a ser una catástrofe y no fue así. Hay nuevos actores, es verdad, pero son actores que amplían a la coalición, o sea, la centroderecha en general recobra su fuerza y mantiene una presencia muy importante en el Congreso.

Se lo pregunto de otra forma: ¿La coalición va a seguir siendo la misma o podría sumarse Republicanos y restarse Evópoli?

No descarto que la coalición sufra modificaciones en el mediano plazo, pero no es el momento para estar preocupados de los perfilamientos individuales o de qué tipo de coalición vamos a tener después de la segunda vuelta. Nuestro sector tiene que enfocarse en el triunfo de Kast. Esta es la elección más importante en las últimas décadas y la meta está a 20 días. Estando en juego que las fuerzas populistas de la izquierda lleguen a gobernar con una injerencia fundamental del PC, no hay tiempo que perder. Después podremos reflexionar sobre eso y no tengo duda de que se va a dar esa conversación, porque si Kast es Presidente, va a necesitar a los 24 senadores y los 53 diputados de Chile Vamos; él va a necesitar, para su gobernabilidad, la estructura política de nuestra coalición.

Habla de Chile Vamos, ¿se acabó Chile Podemos Más?

Chile Podemos Más era un pacto electoral. Chile Vamos es una marca consolidada, tendremos que ver cómo seguimos hacia adelante, pero a mí me gusta más Chile Vamos.

Tras los resultados, ¿diría que Sichel fue realmente el candidato de la UDI? Porque hubo muchos descuelgues.

Yo soy el presidente de la UDI y puedo asegurar que el respaldo institucional estuvo. Hubo personas que se descolgaron y eso se profundizó cuando el propio Sichel dio libertad de acción. Y cuando se generaron esos desmarques, nosotros reafirmamos que el candidato institucional era Sebastián Sichel. Yo voté por Sichel y hasta el último día estuve tratando de colaborar para que fuera exitoso y pasara a segunda vuelta.

Menciona el “apoyo institucional”, pero la pregunta es si cree que hubo genuino apoyo de parte de la militancia. ¿El partido se la jugó por él, los militantes de la UDI hicieron campaña por Sichel?

Más allá del respaldo institucional, que significa respetar la palabra empeñada y los acuerdos, hubo varios que anunciaron su apoyo a Kast antes de la primera vuelta, pero de manera individual. Es entendible que muchos lo hayan hecho, porque Kast viene de la UDI y varios tienen más afinidad con él que la que podrían haber tenido con Sichel. Como directiva dimos una señal, pero quedó fuera aplicar sanciones, porque no solo hubiera sido ridículo, sino que no habría tenido ningún efecto.

¿No cree que pudieron haber sido más firmes para evitar los descuelgues?

El poder de un presidente de partido se puede ejercer, pero no tiene por qué implicar autoritarismo, coacción o amenaza. La campaña de Sichel no se perdió porque la estructura territorial de la UDI o RN haya estado con menos fuerza. Cada persona tiene sus convicciones, su libertad y es dueña de su voto. Creerse dueño del voto de las personas es una falta de respeto hacia los electores y es el peor error que podríamos haber cometido.

¿No siente que hubo deslealtad con Sichel?

No. Insisto, nosotros respetamos hasta el último día nuestro compromiso y cada vez que fuimos requeridos para participar en alguna instancia, estuvimos disponibles. En eso, agradezco especialmente a la secretaria general del partido (la diputada María José Hoffmann), que fue muy importante.

¿Y por qué no fueron a acompañar al candidato cuando reconoció su derrota?

Eso es falso. Habíamos conversado con la directiva que primero íbamos a apersonarnos en el comando de Sichel, y si el ganador era Kast, íbamos a ir primero donde Sichel y después donde Kast. Cuando íbamos adonde Sichel, se nos avisa que había dado su declaración y que ya no estaba en el comando, por lo tanto, no tenía sentido llegar.

¿Ha hablado con Sichel?

Sí, he hablado con él, somos amigos, tenemos una buena conversación y espero que él se sume al proyecto que tiene que ver con derrotar al comunismo y defender las ideas de la libertad en nuestro país.

¿Usted le ha pedido que se sume activamente a hacer campaña por Kast?

No se lo he pedido, pero es una convocatoria que está en el ambiente, es evidente y me imagino que es parte de la conversación que él ha señalado que puede tener con Kast en los próximos días.

¿Qué factores cree que desfondaron la candidatura de Sichel?

Son varios. Primero, el propio mérito de la candidatura que lo derrotó, que fue capaz de interpretar muy bien un sentimiento de respeto al orden público, de sentido común, de un país que no se compra las tesis refundacionales. En segundo término, el nuevo ciclo político y el respaldo a opciones distintas a las tradicionales de los partidos políticos hacen que el electorado haya mirado por fuera de las coaliciones que han gobernado Chile en los últimos 30 años. Y Kast tenía, claramente, más independencia de lo que significa el gobierno de Sebastián Piñera y de la que tenía Sichel, que había sido ministro y tenía el respaldo institucional de los partidos de gobierno.

¿Cree que hubo un voto de castigo a la administración Piñera?

Estoy diciendo que hay un reflejo del cambio de ciclo político y que Chile votó por fuera de las dos estructuras políticas que han gobernado en los últimos 30 años. Sichel, al mostrarse más cercano a esas estructuras, obviamente lo resintió.

En términos parlamentarios, la UDI tuvo un buen desempeño…

Sí, estamos dentro de las proyecciones más optimistas que teníamos antes de la elección, y en eso influían varios factores; había varios parlamentarios UDI que no podían ir a la reelección y eso iba a tener un impacto, una merma. Segundo, estamos en otro contexto político y social después del 18 de octubre. Y tercero, el Partido Republicano decidió competir por fuera, lo que indudablemente afectaría a la coalición y a la UDI. Entonces, contra todas las adversidades, contra una izquierda que está siendo cada vez más radicalizada, la gente sigue confiando en la UDI. Pero no estamos para celebraciones, no se trata de quedarnos en los aplausos; recibimos este resultado con humildad y con la convicción de que tenemos que trabajar el doble para sacar la tarea adelante, que es, fundamentalmente, que no gobierne el PC.

Hubo derrotas bien significativas también, como las de Jacqueline van Rysselberghe y Ena von Baer. ¿Qué pasó ahí?

Yo solo puedo agradecer a todos quienes fueron nuestros candidatos. Las razones de por qué algunos resultaron electos y otros no es algo que debemos analizar internamente en la UDI. Algunos han dicho que esto tiene que ver con la renovación que tiene que tener el partido o que hay algunos liderazgos que no sintonizaron con este nuevo ciclo político, pero esas tesis se las dejo a otros.

Ha mencionado varias veces la idea de que hay un nuevo ciclo político. ¿Ejemplo de ello podría ser la irrupción de Franco Parisi?

Es la principal sorpresa de ese día. Yo creo que él representó a un grupo de ciudadanos cansados de quienes hemos gobernado el país en los últimos años, cansados de disputas ideológicas, de quién lleva más harina a su molino, y son personas que quieren soluciones, son súper pragmáticos. Ahora, es importante distinguir entre la persona de Franco Parisi y el sentimiento que hay detrás de sus votos; nadie es dueño de sus votos. Uno puede decir muchas cosas de Parisi, se le puede criticar por no estar en Chile o por un montón de situaciones polémicas en su vida, pero lo que no se puede hacer es pensar que quienes votaron por él no lo hicieron por razones concretas, justificadas y que tenemos que tomar en cuenta. No podemos ningunear al votante de Parisi.

entrevista 13 junio 2022

el economista y consultor internacional, Sebastián Edwards, conversó con el presidente de la UDI, Javier Macaya. En la entrevista se comentó la recienta gira del Presidente Boric a EEUU, donde participó Macaya, además del rumbo de la Convención y el plebiscito del 4 de septiembre. “Vamos a votar favorablemente la rebaja de los quorum”, dice, a propósito del debate que se abrió en el Senado para reformar la Constitución en caso de que triunfe el Rechazo. A continuación un extracto del diálogo.

 

Edwards: ¿Cuál es tu evaluación de estos días que ha estado el Presidente Boric en Los Ángeles, en la Cumbre de las Américas?

Macaya: Ha estado cargada de hartos símbolos y espero que se aterricen medidas concretas. Hay simbolismos positivos, como tomarse una cerveza con Trudeau, que todo el mundo lo ve empático, líder del siglo XXI, joven, una cerveza ahí en un pub en Ottawa. Pero creo que ni tomarse una cerveza con Trudeau es lo que concretamente va a salir en esta gira, ni convierte al Presidente en un superstar, ni tampoco el lapsus de haber olvidado a John Kerry lo debe enterrar ni convertirse en el símbolo negativo de la gira. El Presidente, más allá de los símbolos identitarios, tiene que mostrar logros concretos de esta gira.

Las críticas de Boric por la ausencia de Venezuela, Nicaragua y Cuba. “No se puede esconder que la causa de fondo en esto (crisis migratoria) son dictaduras que hoy tienen oprimidos a sus pueblos y hacen que migren. Y la respuesta a eso es que el continente, a nivel de Cancillería, a nivel de inter Estado, debe organizarse en un frente común. Primero, que parta condenando las dictaduras sin ser voluntarista en un diálogo infructuoso con quienes encarcelan y persiguen a sus opositores. Hoy plantear de que Nicaragua, Venezuela deberían estar en la Cumbre de las Américas… yo vi a Joe Biden muy firme decir que con las dictaduras no se dialoga y Alberto Fernández salió muy duro a decir que en el fondo eso era un error. Boric también dijo que era un error. En el diálogo interamericano es importante entender de que parte de la causa de la migración tiene su origen en una dictadura”.

Edwards: Una de las impresiones es que los inversionistas están separando al gobierno de la Convención. Y dentro del gobierno, separando a Boric de la coalición. ¿Cómo lo viste tú?

Macaya: Hay una disociación que separa curiosamente al gobierno y su coalición de la persona que debiera ser el líder natural de la coalición. Ha sido muy hábil Gabriel Boric en eso. Hace unos días fue el 110 aniversario del PC y recibió el saludo de Nicaragua. El PC ha sido muy relevante hoy día en una cuestión voluntarista, refundacional, en la Convención. Y ese partido ancla del gobierno el 15 de noviembre del 2019 ni siquiera estuvo en el acuerdo constitucional original.

Ni vencedores ni vencidos 6 julio, 2022

La mayoría social, política y generacional en favor de la opción Rechazo que muestran en forma nítida todas las encuestas, es uno de los hechos más significativos en la vida del país en las últimas décadas.

Refleja la capacidad de la sociedad chilena para anticiparse a evitar una crisis de enorme magnitud, como ocurriría si el proyecto constitucional de la mayoría de los convencionales se llegara a concretar. Es el sentido común ciudadano como el eslabón más fuerte de la defensa de nuestra democracia.

La mayoría social y política por el Rechazo es mucho más amplia que solo la centroderecha. Existe sólida evidencia testimonial de que esta opción se ha construido por una parte muy significativa del centro y, aunque a algunos los sorprenda, también por la centroizquierda y la izquierda tradicional, más allá de los partidos.

Así, el triunfo del Rechazo no podrá ser reclamado ni reivindicado solo por un sector la noche del 4 de septiembre.

Será un logro común y transversal, el resultado fruto del sentido común, un triunfo de Chile en su conjunto.

El propio expresidente Lagos, recientemente, sin tomar postura nítida por ninguna opción, recoge ese sentido común de reconocer que ni la propuesta constitucional que se vota en el plebiscito ni la Constitución vigente unen a Chile y que el proceso debe continuar posplebiscito. Compartimos plenamente ese diagnóstico y reforzamos que una Constitución debe contar con un respaldo contundente.

Nuestro compromiso a darle una nueva oportunidad al proceso constituyente posplebiscito existe. Es claro que la continuidad del proceso tiene muchas más posibilidades de ocurrencia de ganar el Rechazo, al tener esta propuesta constitucional que se vota candados muy difíciles de mover, como un plebiscito o el consentimiento de pueblos originarios para futuras reformas.

Cuando gane la opción Rechazo no habrá vencedores ni vencidos. Todos habremos ganado, porque quedará subsistente el compromiso explícito de la inmensa mayoría del país por construir una nueva y buena Constitución que todos sintamos como propia, que respetemos y que sea generada con sentido de unidad y no de división, como proponen los convencionales que aprobaron la propuesta que se someterá a plebiscito en septiembre.

Todos hemos aprendido de los errores del pasado y la mayoría queremos un país unido, sensible a las necesidades y aspiraciones de quienes más lo necesitan y de la clase media, donde los ciudadanos elijan cada cierto tiempo, democráticamente, el mejor proyecto para lograr una vida mejor. Un país en paz y progreso.

El proyecto de la mayoría convencional no garantiza esos nobles objetivos, sino que, al contrario, augura conflicto, confrontación y decadencia.

Esa claridad en la percepción común es lo que ha motivado esta mayoría generalizada que se inclina por la opción Rechazo.

El día siguiente nada habrá terminado, sino que comenzará la construcción de una nueva Constitución de unidad, en la que todos deberemos ceder, en la que todos necesitamos aportar desde nuestras diversas visiones.

El 4 de septiembre, de ganar el Rechazo, no habrá vencedores ni vencidos. Habrá ganado Chile. (El Mercurio)

Javier Macaya
Senador y presidente de la UDI

La responsabilidad del Presidente Boric en el proceso constituyente Javier Macaya 18 marzo, 2022
Etiqueta: