Jose Miguel Insulza Salinas

Biografía Personal

Insulza Salinas José Miguel (1943) [1] hijo de Agustín Insulza Fuentes, abogado, Partido Radical, y Ana Salinas Cordovez[2]; abogado, cientista político,  vicepresidente de la FECH 1964, presidente del Centro de Derecho 1965; presidente de la Unión de Federaciones Universitarias de Chile 1967; casado con Marina Valeria Ambrosio Brieva (1946) asistente social, PPD; hija de José Ambrosio Cajas y María Brieva Ayuso; casado 2 con Georgina Núñez Reyes (1958) economista.

 I. 1.343 nacimiento 1943 Universidad; I. 24 matrimonio 1969 Providencia, anulado en 1973; I. 1994 nacimiento 1946 Chillán.

[2] “Mi madre era de un carácter dulce, tranquilo, siempre tenía una palabra amable para todos… ella era una mujer culta, leía mucho,  hablaba francés…” H. Matías Salinas Osorio (de Lucas Salinas Argandoña (1827-1879) y Rosa Osorio Álvarez (1832-1909)) y Elvira Cordovez Amenábar, h. Juan Antonio Cordovez Larrondo (de Antonio Cordovez del Caso) y Custodia Amenábar Espinosa (de Custodio Amenábar Quiroga).

Descendencia

Insulza Ambrosio Francisca Valeria (1970) [1] académica de la escuela de Arquitectura de la UC; casado con Fabrizio Gallanti (1969).

Insulza Núñez Daniel (1988) [2]

Insulza Merlet Javier (1975) periodista, Partido Socialista (3)

[1] I. 738 nacimiento 1971 Recoleta, nacida en Estados Unidos; I. 100 matrimonio 2002 Isla de Maipo

[2] I. 1.899 nacimiento 1989 Recoleta, nacido en México

(3) Suscribe declaración conjunta el 24 de noviembre 2019: «…Habrá que resolver muchos problemas prácticos, metodologías y maneras de llegar a buen final. Habrá que desatar muchos nudos que hoy parecen imposibles, habrá que derrotar el pesimismo y el escepticismo egoísta de quienes, en los dos extremos, desean hacer fracasar este camino y seguir el camino de la fuerza y la destrucción… Al final, la inmensa mayoría de chilenas y chilenos nos sentiremos orgullosos de lo que habremos construido…»  Nacido el 27 noviembre de 1975 de Eliana Merlet García, en Roma (Inscripción de nacimiento número 873 de 1976 Recoleta)

Fuentes

(1) El Mercurio 25 marzo 2010.

(2) La Tercera, 14 enero 2012.

(3) El Mercurio, 1 agosto 2014.

(4) El Mercurio 18 diciembre 2015.

(5) Entrevista, El Mercurio 20 agosto 2016.

(6) “Hombre de Estado” libro entrevista 2015.

(7) Entrevista, La Tercera 8 julio 2018.

(8) Entrevista La Tercera 1 octubre 2018.

(9) El Mercurio, entrevista, 26 octubre 2019

(10) El Mercurio 19 agosto 2020

(11) Entrevista La Tercera, 9 octubre 2020

(12) El Mercurio 16 enero 2021

(12) Entrevista 29 noviembre 2020, El Mercurio

(14) Columna «Los desafíos del socialismo democrático» «El socialismo democrático tiene la obligación de presentar unido su propuesta programática para la transformación de Chile» El Mercurio 8 marzo 2021

(15) Declaración de personalidades de la ex Concertación, 12 junio 2021

(16) Repositorio de la Universidad de Chile sobre «Caso Pinochet».

Nueva etapa, misma estrategia, José Miguel Insulza 26 octubre, 2015

Pasadas algunas semanas desde la decisión de la Corte Internacional de Justicia sobre la cuestión de competencia planteada con Chile,es momento de reflexionar serenamente sobre el futuro de este proceso.

Los ecos que llaman a cambiar de estrategia disminuyen, pero aún quedan quienes insisten en revisar nuestra pertenencia al Pacto de Bogotá; otros exigen una actitud más agresiva para explicar nuestra posición al mundo, otros cuestionan la “estrategia comunicacional”. Al clima enrarecido contribuye Bolivia, alguno de cuyos personeros llegó a decir ante escolares que la Corte “nos ha devuelto el mar”, lo cual es al menos una exageración imprudente.

Me cuento entre quienes creen que la decisión de la Corte, aunque no aceptó la excepción, fue la mejor segunda opción que podíamos esperar. Alguien dirá que habría convenido que dejara la decisión para la sentencia definitiva; no es así, porque hay muy pocos casos en que la Corte se haya declarado incompetente en esa instancia. y por tanto es mejor que la Corte haya acotado ahora lo que puede decidir. Nunca hemos creído ni aceptado que se pueda decir a Chile que está obligado a ceder soberanía y eso ya no va a ocurrir.

El paso que sigue en este juicio es la presentación de nuestra contra-memoria. Tenemos un buen equipo de abogados chilenos e internacionales, acuerdo interno y respaldo unánime de la ciudadanía. Debemos reforzar, y a ello apuntan los recientes anuncios del Canciller, nuestra argumentación histórica y política y nuestra acción diplomática para divulgar con claridad nuestros derechos y argumentos, sin ofender a nadie.

Nuestra posición jurídica es cómoda. Esperamos demostrar que Chile no tiene ninguna obligación de negociar pendiente; pero la Corte ya ha dicho que no está llamada a pronunciarse sobre el resultado de una supuesta negociación. Como ha dicho la Presidenta, Chile no puede ser obligado a ceder soberanía y hay que  explicar eso una y otra vez, para que la mala información no genere confusiones.

Nuestra posición política, en cambio, es incómoda. Hay gente en el mundo que ha sido cautivada por argumentos falaces, que hablan de una conquista en lugar de referirse a un Tratado suscrito 25 años después de la guerra, sin presión militar alguna y firmado por un Presidente boliviano que fue reelegido a continuación. Pero también hay quienes, de buena fe, anhelan una solución entre países hermanos, y a ellos debemos explicarles que siempre hemos querido el diálogo,  pero que obligarnos por medio de un Tribunal irrita a los chilenos y es un callejón sin salida.

Debemos ser prudentes en nuestra acción política internacional. Nada sacamos con hablar de salir del Tratado, si sabemos que el tema lo verá la Corte en todo caso; nada logramos con excesos retóricos ni amenazas. Pueden inflamar el fervor patriótico de algunos, pero son contraproducentes para una nación que proclama su respeto al derecho y su disposición al diálogo.

Nuestra estrategia debe ser la misma de antes del 24 de Septiembre, No estamos en guerra, sino en un litigio ante la Corte provocado unilateralmente por una nación con la cual nos unen muchos lazos. Mantener una línea de conducta acorde con nuestras mejores tradiciones es lo mejor para nuestro éxito en La Haya, para nuestra imagen internacional y regional y para enfrentar la situación después del fallo, retomando  un diálogo sustantivo con Bolivia, que ojalá ese país nunca hubiera interrumpido.

Insulza: «Cámara de Regiones sin facultades nacionales es unicameralismo» 23 abril, 2022

El senador José Miguel Insulza (PS), ex ministro del Interior y ex Canciller, cree que el gobierno de Boric representa, cada vez más, una continuidad con la ex Concertación. Sobre la Convención, comenta: “Hay una irascibilidad autoritaria de parte de algunos sectores, por cierto. Que todo el que no coincide con ellos, es un enemigo, un traidor, un malvado”.

-¿Qué piensa de las declaraciones del Presidente Boric, apoyando un bicameralismo asimétrico, en el cual el Senado no sea simbólico?

-Mire, la idea de que el Senado no sea simbólico me parece muy importante. He tenido siempre una discrepancia en el tema asimétrico y en ese punto voy a tener que discrepar con el Presidente. Porque, si hablamos de métricas distintas, cuando una cosa mide más que la otra, quiere decir que es más importante que la otra. Entonces, hay una confusión. El tema asimétrico nos ha enredado mucho.

-¿En qué sentido?

-Creo que el tipo de Parlamento que se tiene depende mucho del tipo de Estado que tenemos. Se ha decidido tener un gobierno presidencialista, pero es complicado tener ese régimen con una sola cámara. Eso es lo primero.

Se puede mencionar como ejemplo a los países de Europa, pero todos tienen gobiernos parlamentarios. El jefe de gobierno, que es el primer ministro, sale de la misma cámara. En el caso nuestro, no. El Presidente de la República es elegido aparte y por lo tanto puede adquirir mucho poder si además tiene una cámara que lo apoya, que se elige junto con él.

Lo segundo que es importante decir es que estamos en un país tremendamente centralizado, y si hay una Cámara de Diputados, elegidos estrictamente en proporción del número de habitantes, eso significaría que Santiago, Valparaíso y Concepción controlan el legislativo. Entre los tres son más de la mitad de la población del país.

-¿En ese escenario es necesaria una segunda cámara?     

-Por supuesto. La primera  cámara es de los ciudadanos, la segunda de las regiones. De manera que haya un contrapeso como lo hay en otros países. El ejemplo más clásico es EEUU, en que los estados, aunque sean de muy distinto tamaño, tienen la misma cantidad de senadores. Porque representan a los estados. California tiene más de cuarenta diputados y dos senadores. Y el estado del Presidente Biden, que es Delaware, tiene dos senadores y un diputado.

La cámara de las regiones no es proporcional, porque dos senadores representan a toda la región. Y eso sería un gran equilibrio respecto al poder de la cámara ciudadana. Así, se evitaría que las regiones grandes  arrasaran con las pequeñas. Por todas esas razones yo soy partidario de un bicameralismo real.

-¿La propuesta de la comisión de Sistema Político no es un bicameralismo real?

-El que está planteado ahora no lo es. Si por asimétrico quiere entenderse que unos hagan algunas cosas y otros otras, eso es perfectamente posible, por cierto. En la Constitución chilena siempre la fiscalización es de la Cámara de Diputados y los nombramientos, la aprobación de los tratados, del Senado. Para asuntos legislativos, creo que todo toda la legislación sustantiva tiene que pasar por ambas ramas.

-¿El Presidente Boric no se la ha jugado por defender el senado? ¿Hay una molestia entre los senadores, muchos de los cuales acaban de ser elegidos?

-A los senadores del PPD y socialistas no les gustó que el gobierno no dijera absolutamente nada sobre el tema. Y más aún que se dijera que el Secretario General de la Presidencia estaba involucrado directamente en el tema. Pero creo que eso ya pasó y ahora todo el mundo quiere buscar una solución.

-¿Cuáles serían las atribuciones que debería tener la cámara de regiones para ser aceptable?

-Para empezar las reformas constitucionales, y todas las leyes orgánicas. Junto con otro conjunto de leyes sobre otros temas, y el presupuesto nacional. Por lo tanto, yo diría que algunas normas, algunos eventos, algunos nombramientos podrían ser de una cámara o de la otra, sin grandes problemas.

-¿Qué le pareció esta crítica pública que le hicieron a los socialistas que rechazaron el informe de medio ambiente?

-Indecente. Es indecente la funa que le hicieron a los socialistas en la Convención. Para qué le dijo más.

-¿Hay un germen autoritario en el proceso constituyente, como plantean algunos analistas?

-Hay una irascibilidad autoritarista de parte de algunos sectores, por cierto. Que todo el que no coincide con ellos, es un enemigo, un traidor, un malvado. Qué se yo. La verdad es que todo el mundo coincidía en que el informe (de la comisión de Medio Ambiente) era pésimo. Formalmente era pésimo. Pero si se aprobaba ayer eso significaba que pasaba tal cual a la Constitución. Y el grupo de armonización no iba a poder tocar los asuntos que estaban mal redactados o mal escritos o repetidos de otras partes de la Constitución.

-Gente que votó Apruebo está pensando votar Rechazo, según las encuestas

-Yo no creo que sea así, creo que la Constitución va a corregir la mayor parte de sus problemas y se va a votar y posteriormente tendrá que ser complementada con leyes, pero creo que se va a aprobar.

-¿Cómo evalúa la relación del PS con el FA? Ha sido compleja tanto en el gobierno como en la misma Convención.

-Tenemos que hacer un esfuerzo grande por tener una sola coalición, estamos trabajando en eso. Pensamos que para un proyecto de la magnitud que se pretende en este país, se requieren entre otras cosas una unidad de mando en el gobierno, pero también una unidad política en el Congreso.

-O sea, ¿una coalición amplia y comprometida entre la ex Concertación y la nueva izquierda?

-Lo primero es una coalición única.

-¿Y la otra cosa?

-La otra cosa que se requiere es mayor pragmatismo. Nos estamos preocupando de la Constitución, de los derechos sociales, la distribución del poder. Pero nadie está preocupado del crecimiento económico, que es fundamental para todos los cambios que se quieren hacer. Si el crecimiento, como está pronosticado, es de 0,5% o 1,5 %, no la vamos a hacer aunque queramos.

-¿Usted sigue votando Apruebo o lo está pensando?

-Yo nunca he pensado algo distinto.

-¿Siente que el PS está bien integrado al gobierno?

-Bueno, estamos integrados a nivel de ministros y todo lo demás. Pero si el gobierno no está bien unificado, cada uno anda por su cuenta.

Ahora bien, con nuestra participación en el gobierno estamos más que satisfechos. Tenemos el ministro de Hacienda que es socialista, de RREE socialista, de Defensa socialista, de Vivienda socialista… Y además el subsecretario del Interior. No creo que sean pocos para decir que no somos partido de Gobierno. Somos partido de gobierno.

Nosotros no evaluamos mal al gobierno. Pensamos que naturalmente hay cosas que se pueden hacer mejor. Hay muchas cosas que tiene que ver con lo nuevo que es el gobierno. Nadie puede esperar que se lleven bien (el PS y el FA) de un día para otro. Fuera de eso, no soy un descontento.

-¿Usted siente que el legado de la ex Concertación está siendo valorado por el gobierno?

-Cada día más. Se aprende que esa es la realidad. Nos tocó un mundo distinto, lo enfrentamos bien y con una agenda que se cumplió en su gran mayoría. Por lo tanto, esa continuidad de alguna manera se va a dar. Era necesario un cambio generacional. Y más bien inevitable. (Ex Ante)

Trayectoria Política

Insulza Salinas José Miguel (1943) militó en el Partido Demcócrata Cristiano, MAPU en 1969, Partido Socialista,  participa en el programa ‘A esta  hora se improvisa’ 1972, “en los años del gobierno de Allende había mucha crítica hacia su liderazgo por los sectores más radicalizados…” (6); candidato a diputado por Santiago 1973; exiliado en México; participo en la elaboración del programa  internacional de la candidatura Frei en 1993; Ministro de Relaciones Exteriores 1994-1999,

«Ya en diciembre de 1998 el discurso de Insulza se había adaptado al del Presidente Frei, mostrando gran compromiso con el Gobierno y con la actitud adoptada. Los recuerdos sobre el exilio y el dolor sufrido durante el régimen militar se hacen cada vez más imperceptibles. Ahora Insulza no emite ningún tipo de justificación, ya no aparece como un político anti-Pinochet, obligado a actuar de determinada manera por su cargo. Su fidelidad se comprueba al enfrentar un sinnúmero de comentarios adversos provenientes, incluso, de su propio partido» (16);

Ministro del Interior 2000-2005, secretario general de la OEA; precandidato presidencial 2009 (“No repetiría tratar de ser candidato presidencial estando en la OEA. Siempre supe que la derrota presidencial de diciembre era irremontable. Si miro a mi generación en estos últimos 20 años, fueron, sin ninguna modestia, los más exitosos de la historia de Chile” (1); “La candidatura presidencial la veía como algo real, pero no podía dejar la OEA si yo no era el candidato del PS ni del PPD, y si la DC y los radicales tenían sus propios nombres. Yo había dicho que el consenso en torno a mi nombre era el mínimo para lanzar una candidatura” (2)); sobre la política en 2014: “El avanzar sin tranzar es la antipolítica, porque la política siempre, de alguna manera, exige un grado de conciliación y de transacción y eso lo hemos vivido todos estos años” (3) nombrado encargado de la defensa de Chile en el tribunal de La Hay en 2015; editan libro “Hombre de Estado” con su biografía: resaltó la importancia de los acuerdos y definió la política como ‘conciliar intereses diferentes en una sociedad compleja’” (4); “estoy dispuesto a competir en la elección presidencial con cualquiera, si mi partido y la gente creen que hago una diferencia… el papelón que estamos haciendo, principalmente en el Congreso… creo que el PC es parte de la solución, ¿un gobierno que intenta los cambios, que hace crecer la economía del país y tenga a los gremios en las calles?…” (5); «no diría hoy que soy un precandidato presidencial. he manifestado mi disposición a competir en caso de que las normas lo permitan… soy partidario de primarias abiertas en el PS donde pueden participar también los militantes de la Nueva Mayoría, de otros partidos y la gente independiente» (La Tercera, entrevista, 1 octubre 2016),

intentó una segunda candidatura presidencial en 2017: «propuse una elección conjunta entre el PS y el PPD para elegir al candidato presidencial, lo que no prosperó… espero que ahora cambie porque está claro que nosotros estamos desgranados y la derecha va a ir con Piñera porque su proclamación faltó la marcha triunfal nomás. Ideas no hubo, pero mucho show, mucho espectáculo y eso va a ser la campaña de la derecha…»

senador por Arica 2018-2026; “estar diciendo el PS que somos una opción constructiva y hacer lo contrario no me parece lo más razonable” (7); con Bolivia “hemos estado abiertos a negociar, pero no a que se impongan cesión de soberanía” (8).

«Yo no estoy titubeando. Es una cosa muy clara: si quieren que sea candidato, yo seré candidato» Radio Duna, 13 febrero 2019, uno de los 21 posibles candidatos presidenciales 2021, La Tercera, 23 septiembre 2019.

“Yo creo que Pinochet no está en condiciones de ser sometido a juicio […] El tema Pinochet, en gran medida, ya fue resuelto por la Corte Suprema, mucho más allá de lo que era la expectativa de quienes lo acusaban […] A mí me gustaría que si el juez [Juan] Guzmán y las Cortes deciden que por razones de enfermedad Pinochet no puede en- frentar un juicio, ojalá todo el mundo lo aceptara de buena gana, con buena voluntad. El gobierno lo haría así” [Que Pasa; 2-9-2000]. Y, en este mismo sentido, Insulza efectuó varias otras declaraciones periodísticas [Ver La Nación, 10-8-2000; Caras, 18-8-2000; y La Nación, 16-4-2001].

Ante manifestaciones de octubre 2019: «Mientras mas ninguneamos la política, mas nos alejamos de la solución… primero se tiene que dar una respuesta y después cambiar el gabinete para que ejecute las respuestas» (9)

Suscribe declaración conjunta el 24 de noviembre 2019: «…Habrá que resolver muchos problemas prácticos, metodologías y maneras de llegar a buen final. Habrá que desatar muchos nudos que hoy parecen imposibles, habrá que derrotar el pesimismo y el escepticismo egoísta de quienes, en los dos extremos, desean hacer fracasar este camino y seguir el camino de la fuerza y la destrucción… Al final, la inmensa mayoría de chilenas y chilenos nos sentiremos orgullosos de lo que habremos construido…»

Sobre ley de inmigración: «La expresión ‘turismo laboral’ es inequívoca, porque en realidad es gente que viene a buscar trabajo. Lo que estamos diciendo es: les vamos a dar trabajo, y eso es un error» (10).

“la oposición tiene que llamar a no realizar manifestaciones que puedan afectar el plebiscito” (11)

«Adelantar elecciones: los que quieren crear ambientes de revuelta están equivocados» «Me gustan los 2/3….  no estoy a favor de los quorums exagerados que hay en la Constitución, pero una nueva Constitución para que sea sólida y duradera tiene que tener un apoyo de 2/3» «soy muy  partidario de los acuerdos para las elecciones municipales, son acuerdos funcionales, no teóricos ni de principios, son acuerdos para maximizar el peso de los votos  en la elección» (12)

Abandona carrera presidencial: «No tengo ninguna posibilidad de ganar; la candidata del partido seguramente será Paula Narváez» (13).

«La unidad del Socialismo Democrático y el Social Cristianismo fue la base de la reconstrucción de Europa devastada por la guerra y de su surgimiento como democracias estales y progresistas. Nuestra identidad política, económica y social es mucho mayor hoy de lo que era cuando acometieron juntos para terminar con la dictadura militar. Eran mayores las diferencias, en materia valórica, entre el socialismo laico y el cristianismo social hace 40 años en Chile… la experiencia nos enseña que los temas valóricos que antes nos separaban, ahora nos unen, a medida que la sociedad avanza hacia patrones de conducta más tolerantes. Esa capacidad para entender las diferencias y superarlas, en asuntos calve como divorcio, aborto y diversidad de las familias, es precisamente lo que fortalece la unidad entre el cristianismo social y nosotros. Eso le debemos a nuestro pueblo» (14).

Suscribe APOYO Y RESGUARDO DE LA CONVENCIÓN CONSTITUCIONAL en 2021 ante intento de desnaturalizar la Convención Constituyente 2021 (15).

El Panzer JM Insulza golpeo la mesa y hablo duro: “Insulza dice que acuerdo en la Convención es «indigno»: «Este Senado que han inventado no sirve para nada» (radio Universo). (16)

A un mes desde que asumió el gobierno, ¿dónde diría que están los grandes riesgos de este gobierno?  -Este gobierno tiene que estabilizar la economía. Si no se estabiliza la economía y no retomamos el crecimiento, olvídense de todo lo demás. Y eso es lo que algunos no entienden. (17)

“Representa una oportunidad para nuestro país en un momento de estrecheces económicas”: excancilleres de Chile expresan su apoyo al TPP11. Los exministros de Relaciones Exteriores, Soledad Alvear, Mariano Fernández, Carlos Figueroa, Alejandro Foxley, José Miguel Insulza, Heraldo Muñoz e Ignacio Walker Prieto, aseguraron que “la ratificación del tratado permitiría que Chile continúe en la exitosa senda de apertura al mundo». 24 septiembre 2022

«Que la ex Concertación no venga a decirnos cómo gestionar una coalición», dijo ayer el líder de RD, Juan Ignacio Latorre, junto con defender la estrategia del Gobierno ante el TPP11 de las críticas del Socialismo Democrático. Ambas posturas fueron calificadas como «incomprensibles» este lunes por el senador del PS, José Miguel Insulza. En entrevista con Radio Pauta, el parlamentario socialista lamentó los comentarios del su par del Frente Amplio en El Mercurio, lamentando que en ese sector aún existe un ánimo refundacional, a pesar de la derrota que se vivió en el Plebiscito de salida. «No noto cambio, alguna gente está todavía en eso», dijo. «Estaba pensando en el senador Latorre, que es una persona que nunca ha sido su especialidad las relaciones internacionales del país y probablemente no conoce nuestra historia y no creo que a estas alturas Chile deba variar la política que ha tenido desde el retorno a la democracia, de integración plena y vigorosa al mundo», 25 octubre 2022

El parlamentario está inquieto por el camino que está tomando su colectividad, la que a nivel interno decidió que, en caso de ir en dos listas para las elecciones del Consejo Constitucional, se debe pactar con Apruebo Dignidad. 3 febrero 2023

“No me siento cómodo en lo absoluto. De no haber un acuerdo para una lista desde la DC hasta el PC, debería haber una lista de Socialismo Democrático y el PS debería formar parte de ella» En desacuerdo con la decisón del PS de ir en lista junta a Apruebo Dignidad, 4 febrero 2023

(16) Ignacio Walker @ignaciowalker 30 marzo 2022

(17) Entrevista 15 abril 2022

Bibliografia

Conferencia «Pensando a Chile del año 2030» (2012): «…lo que corresponde en la vida política es hacerse responsable de lo bueno y de lo malo, y lo bueno es mas que suficiente para que uno no solamente se sienta responsable si no orgulloso.. creo que este país esta en un progreso incesante, creo que el país ha tenido 20 años de progreso, y confieso, desde mi particular punto de vista, que me apena mucho cuando algunos que estuvieron ahí, en lugar de vanagloriarse de ello piden excusas a cada rato… si finalmente adherimos a la globalización, trabajamos mucho en ese tema y desgraciadamente, la globalización trae consigo la desigualdad: la acumulación muy grande de capitales y recursos en determinados sectores de la sociedad y un desplazamiento de la mayor parte del resto de la sociedad, a posiciones no de extrema pobreza, pero si de enorme carencia… entonces el tema de la desigualdad, es la cuestión que permea a nuestra sociedad hoy día..»

Sobre Insulza

José Antonio Kast @joseantoniokast 15 enero 2021
Curiosa crítica de @Insulza al decir que los Republicanos no creemos en democracia. No solo creemos sino que la defendemos. No como él que, cuando estuvo en OEA, no hizo nada concreto por frenar dictadura de Chávez. Uno de los grandes responsables de la destrucción de Venezuela!

Otras publicaciones

«10 años de la Carta Democrática» La democracia en América Latina y el Caribe es hoy mas solida y consistente que hace una década» La Tercera 4 septiembre 2011, secretario general de la OEA.

«Al contrario de Revolución Democrática, el MAPU tuvo un leal apoyo al gobierno del Presidente Allende, y aunque se dividió por cuestiones ideológicas, seguimos apoyando al gobierno. Esa es una diferencia… la situación de Venezuela es bastante grave no solo desde el punto de vista político, sino humanitario» «Atacando todo el día a los ministros en lugar de atacar a la derecha, estamos creándonos problemas» Entrevista,  El Mercurio 11 junio 2016

«No me voy a comparar con Isabel Allende, somo muy amigos y no estamos en competencia» La tercera, 9 octubre 2016

«Mi precandidato es José Miguel INsulza, por estatura política, formación y trayectoria. Es una reserva de dignidad en este medio político tan rasca» Entrevista, El Mercurio 28 julio 2019, Fulvio Rossi

«En que lugar de la izquierda está hoy José Miguel Insulza: debate se instala en la oposición y el oficialismo» El Mercurio 15 septiembre 2019: «Desde La Moneda y Chile Vamos comentan que el Panzer ha endurecido sus posturas ante el Gobierno en los ultimos meses, y desde su sector apuntan a que debe radicalizarse en algunos temas para posicionarse dentro de su partido si quiere ser candidato presidencial. El ex ministro afirma que el siempre ha sido del mundo de izquierda y que lo que ha cambiado es el contexto político en Chile y la región»

Entrevista La Tercera 9 octubre 2020. Sobre Carabineros En los últimos tres años ha habido cambios muy fundamentales, por razones que podrán justificarse en algunos casos, pero no tan asiduamente, como es la salida de un número muy alto de oficiales de Carabineros. Y una institución en esto se parece a una empresa, si usted tiene una empresa muy exitosa y de pronto le saca la gran mayoría de sus gerentes, por así decirlo, naturalmente eso va a motivar que llegue gente sin ninguna experiencia, que no tiene conocimiento de los temas y, por consiguiente, con muy poco mando. Y el mando actual es particularmente vulnerable porque son muy pocos los que tienen antecedentes de mando y de tropa. O sea, Rozas, y esto no es un ataque a él ni mucho menos, generalmente ha estado en cargos administrativos, de temas de personal y relaciones públicas. No creo que nunca haya dirigido una comisaría mucho menos un grupo especializado. Por otro lado, Carabineros ha venido hace muchos años fortaleciendo una estructura estrictamente militar y teniendo a una cantidad enorme de Carabineros dedicada una parafernalia militar completamente innecesaria. Eso los aísla mucho. Y, por último, tienen una actitud tremendamente defensiva. Ellos nunca lo van a decir, pero jamás han estado a favor de ninguna reforma».

Sobre politica antidelincuencia del Gobierno: El senador José Miguel Insulza (PS) valoró el anuncio del Gobierno y aseguró que el crimen organizado es uno de los principales temas del país, pues “está detrás del narcotráfico, el terrorismo y la piratería”. A su juicio, “si vamos a fortalecer al Agencia Nacional de Inteligencia (ANI) debería ser fundamentalmente para encargarse de esa área que ha proliferado mucho en el país. Bandas criminales hay numerosas y creo que la asociación delictiva es una figura adecuada. Si se fortalece me parece bien”, dijo. Además, el senador sostuvo que “los dos principales problemas en esta materia no es tanto la inmigración, que se mezcla con esto, sino el tráfico de drogas y el tráfico de armas”. 28 diciembre 2020

El senador José Miguel Insulza (PS), en conversación con TVSenado, planteó: “No creo que haya una alianza con el PC”. Ante la posibilidad de una primaria paralela en la oposición, en la que también participe Gabriel Boric “si es que se alcanza a inscribir”, Insulza recalcó que “el señor Jadue después de decirnos un montón de cosas feas ahora se anda proclamando heredero de Salvador Allende y otras cosas que es casi de mal gusto. Habría que decirle que ni San Pedro ni San Pablo se proclamaron jamás los sucesores de Jesucristo, pero en fin” 12 mayo 2021

Ocho ex cancilleres cuestionan opinión de candidato presidencial Gabriel Boric  «sobre los tratados, vamos a revisar no para hacer borrón… queremos revisar algunos tratados que han impuesto condiciones  a Chile, que desde nuestra perspectiva pueden ser desventajosas»… afirman que «se repite la afirmación de que Chile revisará sus tratados comerciales y de inversión, como si estos fuesen imposiciones agraviantes del resto del mundo a nuestro país… ven con inquietud las afirmaciones que sugieren suspender los procesos de asociación con regiones de enorme importancia para Chile, como la modernización del acuerdo de asociación con la Unión Europea…» 11 octubre 2021

“Que no se entienda como que el Partido Socialista entró al gobierno”

Insulza por participación del PS en el gabinete de Boric: “Que no se entienda como que el Partido Socialista entró al gobierno”

El senador afirma que para que el Partido Socialista entre al gobierno de Gabriel Boric “tendríamos que coincidir en algún programa común”. Aclara que si el Presidente electo quiere tener un vínculo similar con dos alianzas “se puede conversar”. Y agrega: “No creo que esté planteada la posibilidad de que el PS sea un convidado de piedra del gobierno”.

2 enero 2022

Desde que se instaló en la sede que le facilitó el Instituto de Estudios Internacionales de la Universidad de Chile -que utiliza como “Moneda chica”-, el Presidente electo, Gabriel Boric, emprendió una serie de reuniones y negociaciones con diferentes partidos políticos. Y es que tras imponerse en la segunda vuelta comenzó una maratónica carrera por definir su gabinete.

Una de las figuras políticas que se acercó a la casona ubicada en Obispo Salas y Condell fue el presidente del Partido Socialista, Álvaro Elizalde. Desde su llegada al lugar, se plantó la interrogante de cuál será la participación de los socialistas en el gobierno y en el próximo gabinete.

Para el histórico militante, exministro y actual senador por Arica y Parinacota, José Miguel Insulza, esta actitud implica “una conducta que examina todas las propuestas que el gobierno plantea, que recibe con buena voluntad y buena disposición los planteamientos que el gobierno le hace”. Eso sí, partiendo de la base de aprobar los proyectos levantados por el Ejecutivo, pero analizando la coincidencia con los principios propios de la colectividad.

-¿Dónde queda el PS en la política de círculos concéntricos para armar el gobierno de Boric? ¿Van a estar justo al centro?

-Yo no sé en realidad dónde está quedando. No nos ha informado Gabriel de eso. Pero definitivamente ha estado donde dijo desde el primer día: apoyó sin condiciones al Presidente electo, no le ha pedido absolutamente nada a cambio y, naturalmente, forma parte de otra alianza que no se va a desarmar en ningún momento.

-¿Cree que tienen que ser parte del gobierno?

-Si el presidente Gabriel quiere tener una alianza o un vínculo similar con dos alianzas eso naturalmente siempre se puede conversar; pero yo no creo que esté planteada la posibilidad de que el Partido Socialista sea una especie de convidado de piedra del gobierno. Eso no tiene que ver con la posibilidad de que militantes individuales se les solicite ser miembros de gobierno, y si así ocurre eso será su propia responsabilidad y nadie del partido puede obstaculizarlo.

-¿Desde qué ministerios/sectores cree que puede ser mayor el aporte de su partido?

-No lo sé. Nosotros tenemos mucha gente competente en una serie de temas, por ejemplo en demandas internacionales, que es el que conozco yo, por cierto. Tenemos mucha gente joven de gran capacidad. Ciertamente en el plano económico también tenemos gente muy buena. En todos los planos tenemos gente valiosa, con quien el Presidente quiera contar, que vaya y que se los pida. Pero que eso no se entienda como que el Partido Socialista entró al gobierno, ese es otro asunto. Para entrar al gobierno tendríamos que coincidir en algún programa común.

-En el fondo podrían participar personas particulares en el gobierno, ¿pero no así todo el partido con un apoyo transversal?

-Es que nunca el Presidente de la República ha negociado, en ningún caso que yo tenga memoria, sus ministros con los partidos. Los presidentes de los partidos son informados, pero yo por lo menos puedo asegurar que no se le pregunta al presidente del partido. Cuando fui Ministro de Interior del Presidente Lagos yo estaba presente cuando él iba decidiendo los nombres de su gabinete, y no llamó a ningún jefe de partido para preguntarle si es que lo podía nombrar o no. No creo que eso vaya a cambiar ahora, no debería cambiar. El carácter supra partidario del gabinete me parece muy importante.

Relación con el gobierno

-Germán Concha en entrevista con El Líbero dijo que la duda era si los partidos de Apruebo Dignidad que apoyan a Boric se iban a comportar como la UP con Allende o como la Concertación con Aylwin. ¿Cómo cree que vaya a ser la relación?

-Eso ha sido así siempre, la Unidad Popular hubo en cierta parte de Chile que se generó un órgano colegial. En el caso del gobierno de Aylwin, Frei, de Lagos y en los gobiernos de Bachelet, no sé en los de la derecha porque no participé, no recuerdo ninguna negociación colectiva de ministros. El Presidente nombra a los ministros que quiere y yo estoy seguro de que lo va a hacer de forma muy razonable, muy inteligente.

-Aún no hay claridad sobre desde dónde van a aportar partidos que fueron aliados del PS, como el PPD y el PL. ¿Usted ve posibilidad de que alguna de esas tiendas entre al gobierno?

-Yo estuve en el Congreso Nacional hace pocas semanas atrás, cuando se presentaron los presidentes de los partidos para presentar la alianza Social Demócrata Liberal, yo entiendo que nosotros formamos parte de esa alianza, no creo que la vayamos a deshacer dos semanas después de haberla hecho.

-¿Cómo funcionará la oposición constructiva que han planteado?

-Tampoco hablamos de oposición, ¿por qué tiene que ser solo gobierno u oposición? Una actitud constructiva es una conducta que examina todas las propuestas que el gobierno plantea, que recibe con buena voluntad y buena disposición los planteamientos que el gobierno le hace porque por algo votamos por el Presidente en segunda vuelta. Estamos partiendo de la base de que vamos a aprobar sus proyectos, pero los que sean de nuestro interés y que coincidan con nuestros principios.

-Jadue dijo que le parecía ok trabajar con el PS, pero sobre el resto de los partidos de la centroizquierda apuntó: “Habrá que preguntarles a ellos si ahora que hay que conformar gobierno esa molestia con trabajar con el PC se les fue”. ¿Cree que esas diferencias sean salvables?

-No conozco las declaraciones de Jadue y no las voy a comentar. Naturalmente él tendrá sus opiniones, pero prefiero no entrar en discusiones con Jadue.

-Quedan resabios en el PS de la mala pasada que hubo en la inscripción de la primaria. ¿Habrá gente del PS que no se quiera sumar a un nuevo gobierno pensando en el bochorno que tuvo que pasar Paula Narváez?

-Naturalmente eso fue molesto para nosotros, querían que hubiera una primaria y que teníamos que dejar a nuestros socios de lado, pero eso se saldó rápidamente y fue superado.

“No es conveniente poner en votación el TPP11”

-Usted como excanciller ha alzado la voz pidiendo por ejemplo la aprobación del TPP11, el nuevo gobierno ha dicho que lo va a rechazar. ¿Insiste en que se debería aprobar? ¿Por qué?

-Francamente en este momento no es conveniente poner en votación el TPP11. Es un tema que divide al país y habrá que esperar que el nuevo gobierno evalúe las cosas y decida qué es lo que quiere hacer con eso. El TPP11 tiene una propaganda media pilla, muy falsa además, de que hay que romper acuerdo. La mayor parte de los países con los que Chile ha tenido comercio están en el TPP11 salvo Estados Unidos y China que al parecer van a entrar también, con el ingreso de ellos se va a volver más difícil para nosotros porque la ventaja de un acuerdo de libre comercio es que a uno le garantizan las mismas condiciones que tienen los otros países, por lo tanto, quedarse fuera significaría competir en desigualdad de condiciones con otros países. Ahora, en este momento, repito: no soy partidario de ponerlo en votación.

-¿Cree que uno de los retos del próximo gobierno será definir cuál será su política exterior? ¿Con visión de Estado más que ideológica?

-La verdad es que espero que el próximo gobierno defina su política exterior, pero no lo ha hecho aún. Tienen muy poca experiencia en política exterior, salvo una persona que está ahí y, por lo tanto, creo que van a tomarse su tiempo para tomar sus definiciones tanto multilaterales como unilaterales; tanto comercial como política. Vamos a esperar. No voy a hacer conjeturas sobre lo que van a hacer. Va a ser un desafío, como muchos otros.

Entrevista 30 enero 2022

El legislador del Partido Socialista afirmó que «preferiría tener una relación más estrecha» con la tienda falangista, aunque lamentó que “no han habido grandes gestos para invitarlos a participar” en el futuro gobierno.

En conversación con Mesa Central de T13, el legislador comentó el proceso de instalación del futuro gobierno y aseguró que en este tipo de procesos es habitual que sean “muchos más los que se sienten llamados que los elegidos y eso provoca problemas”.

A continuación, dijo que en base a “voces que llegan” de la reunión del viernes de Boric con sus futuros ministros y los jefes de partido que integrarán el gobierno, “se ha ido instalando bien”.

“Es obvio que los ministros son de partidos distintos. El encargado de hacer que eso se note lo menos posible es el Presidente de la República y su equipo político”, sostuvo.

Insulza agregó que “el Presidente tiene ese rol y creo que lo está cumpliendo bien, por la forma en que se comportó en esa reunión, por lo que ha trascendido, a todo el mundo los hizo sentirse parte de un proyecto”.

Por otra parte, sinceró la posición del PS como un “partido de gobierno”, afirmando que son la tienda con más representantes en el gabinete.

Asimismo, el legislador PS ahondó en la vinculación que el Ejecutivo deberá tener con la Democracia Cristiana, considerando la composición del Congreso y especialmente el equilibrio de fuerzas en el Senado y los cinco senadores con que cuenta la falange.

“Desde ese punto de vista lo que ocurre en ese partido aunque tenga las dificultades que tenga, es clave para las mayorías en el Congreso”, advirtió el senador PS.

En ese sentido, afirmó que son importantes “los gestos que pueda hacer” el nuevo gobierno.

“No han habido grandes gestos para invitarlos a participar”, dijo, asegurando que “hay mucha gente” en los partidos de Apruebo Dignidad y en Nuevo Pacto Social, “que no tienen una buena relación” con la DC.

Insulza dijo que con la bancada DC mantiene una buena relación y “no nos costaría ponernos de acuerdo en todos los proyectos que es necesario llevar adelante”.

“Yo preferiría tener una relación más estrecha. Claro, existe una opción intermedia en decir que no son parte del gobierno, pero vamos a ponernos de acuerdo en algunas líneas. Creo que sería más fácil si realmente estuvieran sentados en la mesa”, reflexionó.

Entrevista 19 abril, 2022

Senador Insulza (PS) se alinea con el Ejecutivo: “Nosotros somos partido de gobierno, queremos ser cada vez más partido de gobierno”
por Mesa de noticias de El Mostrador 19 abril, 2022

Poco menos de tres semanas restan para que el 8 de mayo, el Comité Central del Partido Socialista elija a la mesa que reemplazará a la directiva actual que comanda desde hace cinco años el presidente del Senado, Álvaro Elizalde. A raíz de esto, el senador por Arica y Parinacota, José Migue Insulza, conversó con El Mostrador en La Clave sobre los detalles de la elección, comentando que se han presentado tres listas, en donde se elegirá a los miembros del Comité Central para colocar al presidente. “En el partido socialista se han presentado tres listas. Hubo un intento por devolverle al partido un poco su carácter de organización parlamentaria, en el sentido de que quien elige las autoridades del partido era el presidente, el secretario general y del Comité Central”, indicó. “Lo que se está eligiendo ahora es un Comité Central, para lo cual se acuñó por muchos una idea de que todas las tendencias del partido vayan a una misma lista, ahí se elige cada uno sus miembros del Comité Central y el que le va mejor probablemente pueda colocar al presidente. Eso es lo que se llama la lista de Unidad Socialista, son todas las tendencias conocidas”, agregó. Por otro lado, el parlamentario manifestó que el Partido Socialista eran un “partido de gobierno”, y que seguirán siendo parte de él. “Nosotros somos partido de gobierno, queremos ser cada vez más partido de gobierno, aunque efectivamente hay quien todavía se queja, se enoja, que dice que ‘los tratan como segundones’, ese no es el punto. Nosotros tenemos una responsabilidad con este gobierno y vamos a seguir siendo parte de él”, afirmó.

Sólo 19 días restan para que el Comité Central del Partido Socialista elija a la mesa que reemplazará a la actual directiva encabezada desde hace cinco años por el ahora presidente de la Cámara Alta, Álvaro Elizalde.

En conversación con El Mostrador en La Clave, el senador por Arica y Parinacota, José Miguel Insulza, dio detalles de lo que será la elección, la que de momento está conformada por tres listas que buscan la elección de los miembros del Comité Central y elegir así al presidente de la tienda.

“En el Partido Socialista se han presentado tres listas. Hubo un intento por devolverle al partido un poco su carácter de organización parlamentaria, en el sentido de que quien elige las autoridades del partido era el presidente, el Secretario General y del Comité Central”, indicó.

“Lo que se está eligiendo ahora es un Comité Central, por lo cual se acuñó por muchos una idea de que todas las tendencias del partido vayan a una misma lista, ahí se elige cada uno de sus miembros del Comité Central y el que le va mejor, probablemente pueda colocar al presidente. Eso es lo que se llama la lista de Unidad Socialista”, añadió.

En la misma línea, el senador manifestó que hay ciertos militantes que no se sienten representados, por lo que alzaron una lista propia, pero que, de todas formas, no será un proceso “muy traumático”.

“Hay algunos que no se entienden representados como ocurre en la democracia y presentado sus listas propias. Ese intento es un intento que alcanzó un cierto efecto, pero lo que va a pasar al final, es que vamos a tener un Comité Central de cinto y tantos miembros, elegidos racionalmente y por las regiones, y ahí vamos a elegir a la dirección del partido y eso no va a ser muy traumático”, señaló.

“Los que hace un par de años atrás estuvieron confrontados tremendamente y que se dijeron cosas terribles, están en la lista de Unidad Socialista, todos”, complementó.

Por otro lado, el senador fue consultado sobre la continuidad del Partido Socialista con el gobierno del Presidente Gabriel Boric. Esto, a raíz de diversas críticas dentro de la tienda sobre que son tratados como “segundones”, lo que para Insulza «ese no es el punto».

“Nosotros somos partido de gobierno, queremos ser cada vez más partido de gobierno, aunque efectivamente hay quien todavía se queja, se enoja, que dice que ‘los tratan como segundones’, ese no es el punto. Nosotros tenemos una responsabilidad con este gobierno y vamos a seguir siendo parte de él”, concluyó.

El Puercoespín y el Zorro José Miguel Insulza 16 julio, 2015

Las declaraciones del Papa sobre Bolivia y sus aspiraciones han sido, como ha dicho la Presidenta Michelle Bachelet, interpretadas mucho más allá de su texto por las autoridades de ese país. Las hipérboles comenzaron con el ex Presidente Carlos Mesa, quien a los pocos minutos de que el Pontífice dijera “diálogo… estoy pensando en el mar”, concluyó que este era un claro apoyo a Bolivia. Esa inexactitud fue seguida por algunos de sus aliados en el plano internacional; se ampliaron después de las nuevas declaraciones del Papa; y culminan ahora con la intención del Presidente Evo Morales de llevar el tema al MERCOSUR y la UNASUR e incluso involucrar a terceros países, pidiéndoles específicamente que apoyen abiertamente su demanda. Ese esfuerzo culmina con la declaración del Presidente Evo Morales, quien audazmente afirma que “los católicos del mundo apoyan a Bolivia”.

Las aclaraciones del propio Francisco y de otros personeros de la Iglesia, reiterando que este es un tema bilateral y que el Papa “respeta la decisión del pueblo boliviano que hizo ese recurso” (se refiere por cierto a la demanda en La Haya) son omitidas, como lo es el hecho de que el Papa ha hablado siempre de diplomacia y de diálogo y que ha evadido hasta ahora cualquier tentación de ofrecer buenos oficios o mediación. Es claro que, más allá de los riesgos que implican siempre las declaraciones espontáneas sobre temas delicados, el Estado Vaticano no quiere ser protagonista de este proceso y no ha fijado, por ello, posición sobre el problema de fondo. Llamar al diálogo no es tomar partido, máxime si Chile nunca se negó al diálogo, nunca rompió relaciones con Bolivia y estuvo, antes del giro hacia La Haya, dispuesto a incluir los “anhelos” de Bolivia en ese diálogo.

El problema, entonces, no es el diálogo, ni el Papa, sino la interpretación que Bolivia busca hacer, de manera artificial y coherente con una mucho mayor agresividad comunicacional. Bolivia siempre ha desarrollado su estrategia en torno a la multilateralización del conflicto. La novedad está en el énfasis: el tema ha pasado, de ser el principal, a ser el único objeto real de su política exterior.

El principal hito del viaje del Papa a Bolivia era dirigirse al Encuentro de Movimientos Sociales, con asistentes de todo el continente. Hizo una importante alocución que, unida a su reciente Encíclica, comienzan a configurar el legado que el Papa aspira a configurar, en torno a la igualdad, los derechos de  los pobres y oprimidos y el cuidado de la tierra. El objetivo fue opacado cuando el propio Presidente incluyó el tema del mar en la primera frase de su discurso de recepción y eso fue lo que llegó a todas partes.

En estos días, el Presidente de Bolivia viaja a Argentina donde inaugurará, frente a la Casa Rosada, un monumento a Juana Azurduy, patriota boliviana que luchó con Pueyrredón y Güemes por la independencia argentina, llegando a comandar el Ejército del Norte de las Provincias Unidas; de allí irá a Brasil, donde firmará el ingreso de Bolivia como Miembro Pleno del MERCOSUR. Pero, al anunciar su viaje, Evo Morales presentó como su principal objetivo llevar el tema del mar a esos encuentros. Podría haber puesto otros objetivos, que vinculan de mucho mejor manera a Bolivia a la realidad mundial. De hecho, hasta hace poco, Bolivia era pieza importante en la búsqueda de acuerdos sobre medio ambiente.  Ahora insiste en un solo tema y lo seguirá haciendo en los próximos años.

Lo anterior pone un desafío mayor a la política exterior de Chile. Estamos ante la antigua paradoja del Puercoespín y el Zorro, recuperada por Isaiah Berlin en un texto de 1958: “El zorro sabe de muchas cosas; el puercoespín sabe de una sola gran cosa”. La consecuencia, aplicada por Berlin a la conducta humana, es que si alguien apunta a muchos objetivos, por importantes y reconocidos que sean, puede ser derrotado por la obsesión de otro, que dedica todo su tiempo y esfuerzo a un solo objetivo.

Sin ser peyorativos (Berlin identifica a Platón entre los “puercoespínes” y a Aristóteles entre los “zorros”), no hay duda de que cuando un actor aplica toda su fuerza, talento y voluntad a un solo objetivo, sus posibilidades de éxito aumentan, aun cuando sus recursos políticos y jurídicos sean menores.

Nuestra política exterior es más compleja y variada, incluyendo objetivos globales, regionales y bilaterales: buscamos contribuir a la paz en nuestra región y en el mundo y por eso estamos en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas y apoyamos el proceso de paz en Colombia; tenemos acuerdos comerciales con casi todos nuestros principales socios; somos leales miembros de todos los organismos regionales y subregionales; mantenemos relaciones bilaterales de alto nivel en todo el mundo; hemos suscrito todos los tratados vigentes en materia de derechos humanos y de desarme y somos activos en su implementación; todos estos y otros objetivos plasmados en una política exterior ejemplar. Bolivia ha optado por un solo objetivo prioritario, que condiciona toda su política exterior. ¿Puede el puercoespín derrotar al zorro en la persecución obsesiva de su único objetivo?

Esa misma reflexión es, probablemente, la que lleva a muchos en Chile a reaccionar de manera excesivamente negativa, acentuando la idea de que podríamos estar acorralados por esta nueva ofensiva; de que Bolivia estaría ganando la batalla comunicacional y que debemos imitarlos y concentrarnos en el rechazo a su pretensión bilateral. Alguien ha dicho que debemos dedicar tanto espacio a este asunto bilateral como el que la dedica Bolivia; redoblar las misiones al exterior; endurecer el lenguaje; e incluso condicionar nuestras buenas relaciones con otros estados a un apoyo a nuestros puntos de vista.

Al contrario, creo que la política exterior de Chile es una de sus principales fortalezas y debemos preservarla en toda su complejidad y variedad. La actual política de Estado que tenemos es compartida por todos los chilenos y respetada ampliamente en el exterior. Es una fortaleza nacional que no debemos perder. Mientras más densas sean nuestras relaciones, mientras abarquen más espacios y ámbitos en la región y en el mundo, más invulnerable se hará nuestra posición, también en relación al problema actual. Reducir o reajustar nuestra política para tener un solo tema prioritario nos debilitaría.

Pero dicho lo anterior, el problema existe y lo primero que es necesario hacer es dejar de lado cualquier autocomplacencia o menosprecio, para entender que enfrentamos, en esta materia, a un adversario poderoso, con apoyos internacionales importantes, con unidad nacional sustantiva, intentando lograr un único objetivo de su política exterior. No podemos conformarnos con argumentar internamente nuestra causa, sino seguir saliendo a exponerla al mundo con vigor, pero también con respeto.

Un problema, que es fruto de nuestra fuerza y no de nuestra debilidad, es que muchos de nuestros amigos, que también lo son de Bolivia, se preguntan (me lo preguntaron a mí, incluso cuando era Canciller hace casi dos décadas) si no sería posible algún arreglo voluntario a este problema.

Es interesante anotar que todos ellos, sin excepción, reconocen nuestra razón jurídica; nadie comparte la idea de que hay algo ilegítimo en esto. Nuestra soberanía y la intangibilidad del Tratado de 1904 no están en discusión. Pero después de esto, viene la pregunta, casi esperanzada: ¿no se podría hacer un esfuerzo, aun pequeño, un esfuerzo simbólico que resuelva la situación? Nadie quiere obligar a Chile; pero muchos quisieran ver desaparecer este asunto de la agenda. Eso no ocurrirá muy pronto, ni empezará a ocurrir, mientras persista la demanda de Bolivia.

Debemos asegurarnos de que coincidimos en la respuesta, en varios puntos:

Primero, que Chile siempre ha estado y estará abierto al diálogo con Bolivia, sobre cualquier tema que Bolivia quiera plantear. Esas instancias de diálogo han existido siempre y en algunos casos se ha estado cerca de encontrar soluciones, que nunca han fracasado por responsabilidad de Chile.

Segundo, que ese diálogo no puede realizarse mientras Bolivia mantenga una demanda contra Chile ante la Corte Internacional de Justicia. Ello no es posible de acuerdo al Pacto de Bogotá sobre Solución de Controversia; Bolivia eligió el camino que quería seguir y hay que esperar que eso se resuelva.

Tercero, si Bolivia quiere negociar, puede retirar su demanda e incluso reanudar relaciones diplomáticas que Chile nunca rompió. Las expresiones del Canciller Muñoz (como lo fueron las del Presidente Lagos en su momento) son inequívocas a este respecto.

Cuarto, la vigencia del Tratado de 1904, suscrito más de 20 años después del fin de la guerra, no está en cuestión. En pleno siglo XXI, ningún país puede ser obligado a ceder territorio soberano que está establecido en un Tratado firmado por las partes, por la fuerza o por una imposición bilateral o multilateral.

Quintocasi todas las fronteras de nuestra América están fijadas por Tratados, muchos firmados después de conflictos entre sus partes, casi todos en el siglo XIX. En la Guerra del Pacífico, como en la de la Triple Alianza, la del Chaco y otras, para hablar sólo de América del Sur, sería gravísimo poner en cuestión alguno de esos instrumentos.

Por cierto, Chile debe asumir con fuerza la batalla comunicacional a la cual Bolivia nos ha llevado. Deberemos distraer esfuerzos y recursos para llevar nuestro mensaje a los ámbitos multilaterales y bilaterales que corresponda. Habrá, entre hoy y el fin de este proceso en La Haya, múltiples momentos complejos e incertidumbres. Nuestra posición es sólida, fundada en tres pilares: nuestro apego al derecho internacional, nuestra unidad nacional y la fortaleza de nuestra presencia en la región y en el mundo.

Por último, no debemos olvidar lo que ocurrirá después de La Haya. Bolivia no obtendrá el objetivo de obligar a Chile a negociar con un resultado preestablecido. Pero mantendrá por mucho tiempo su objetivo único y, más allá de la frustración al no alcanzar un logro jurídico, insistirá en la validez moral de su demanda. Por nuestra parte, lejos de cantar victoria deberemos esforzarnos por recomponer una amistad que nunca debe romperse, incluso sometida a trances difíciles como el actual.

Etiqueta: