Fernando Garcia Oldini

Biografía Personal

García Oldini Fernando (1898) escritor, periodista, diplomático,  cónsul en Ginebra; miembro del consejo de la OIT 1937; miembro comisión DD.HH. de la ONU 1953; cm Sara María Camino y Malvar; 2 hijos.

Descendencia

García Camino Fernando (1930) abogado

García Camino María

Fuentes

Familia

Trayectoria Política

García Oldini Fernando (1898) [1]  Partido Demócrata, miembro asamblea consultiva constituyente 1925: “los partidos políticos no son únicamente los hombres que tomaron los acuerdos de la convención de Chillán ni los que se encuentran en esta sala. Detrás de ellos, en torno de ellos se agita la masa, formada por gentes de toda clase, por gentes de arriba y gentes de abajo. Y este conglomerado heterogéneo no ha pensado jamás en si su acción beneficiará o perjudicará al país, si lo salvará o lo aniquilará. Su única preocupación es la de obtener provechos individuales. Por eso, en el fondo de las resoluciones que los partidos adoptan, palpitan siempre intereses de medro personal” (1); cónsul en Ginebra;

primer Ministro del Trabajo 1932-1934 de la segunda presidencia de Arturo Alessandri: «García Oldini había sido filo anarquista y no de los líderes de la FECH, el ao 20. Luego fue cónsul chileno en Ginebra y, y como tal, no trepidó en recibir a Alessandri exiliado, arriesgando supuesto, en 1924. Era de destacada inteligencia y dotes musicales, habia aprovechado eu paso por Suiza para estudiar derecho laboral en la OIT, y conservaba ideas, si no y ácratas, cuando menos avanzadas» (2),

miembro del consejo de la OIT 1937; miembro comisión DD.HH. de la ONU 1953.

(1) Intervención en la Convención Consultiva Constituyente 1925.

(2) Gonzalo Vial, Historia de Chile 1891-1973, tomo V, p. 268

Bibliografia

En la discusión sobre la forma en que se aprobaría la nueva Constitución, en que expresó:
«Fatalmente los hombres que hoy miran al porvenir y tratan de constituir un régimen dentro de cual puede desenvolverse la nación, habrán de posponer los grandes intereses, los intereses de la mayoria, a los intereses inmediatos de los partidos y circulos restringidos Fatalmente, en consecuencia, deberán mantener la anterior estructura del Gobierno. Esto debemos pensarlo friamente, considerarlo en todo lo que vale, en todo lo que significa, y tratar de evitarlo. ¿Como?
Pasando por sobre los partidos y organizando la Asamblea Constituyente a base de la única realidad nacional, o sea, a base de las funciones de la actividad de los individuos.
Los partidos son tambien una realidad, por consiguiente deben estar representados, perono son la única realidad. Por eso, Cuando Su Excelencia aguye que abandonará el sillón presidencial porque la opinión pública representada por el Partido Radical no lo acompaña, S.E. incurre en un error fundamental. El Partido Radial no es la opinión pública ni tampoco lo es el Conservador.
Al margen de ellos, sin ninguna vinculación con ellos está todo ese mar de seres, que, como los radicales y los conservadores, también palpitan, también aman, también sufren. Están los gremios obreros, que no han ingresado al Partido Radical ni al Comunista, que no pertenencen a ningun partido, y que, al igual que ellos, sienten pesar sobre sus espaldas la posibilidad de la ruina o del resurgimiento del país. Estan las instituciones ideológicas, etán los militares, están los qe piensan, los que sienten, los que estudian. Todas esas gentes son las que constituyen el país»
«Soy partidario de que se establezca un régimen mixto en que estén garantizadas las libertades que se trata de defender»
«Creo que sería conveniente establecer que todos los pactos internacionales fueran revisados por las Cámaras» (1)

(1) Los Constituyentes de 1925

Otras publicaciones

Etiqueta: